Informes fiscalización y asesoramiento

Busqueda avanzada

Volver a las últimas novedades
Buscar el texto 

  

2018/23 Cuentas generales de Navarra, 2017  16/11/2018

Resumen del informe
Euskera ]       Imprimir       Informe completo PDF

Cuentas generales de Navarra, 2017

La Cámara de Comptos de Navarra ha remitido al Parlamento el informe sobre las cuentas generales de 2017, que ofrece una visión global sobre la situación económico-financiera del sector público foral. El informe recoge los datos económicos de la Administración Foral y sus organismos autónomos; el Parlamento de Navarra y las instituciones parlamentarias: Cámara de Comptos y Defensor del Pueblo; el Consejo de Navarra; y las sociedades y fundaciones públicas.

El informe señala que la Administración Foral gastó el año pasado 3.984 millones e ingresó 4.528 millones. En el capítulo de gastos destacan cuatro áreas: sanidad, con algo más de 1.000 millones; Educación, con 635 millones; el convenio económico con el Estado, al que se dedicaron 511 millones,; la protección social, que suma casi 500 millones; y la deuda pública, que exigió un gasto de 381 millones.

Analizadas las cuentas, la Cámara de Comptos señala que reflejan fielmente la imagen del patrimonio, la situación financiera y del resultado económico y presupuestario. El informe, no obstante, apunta tres salvedades recurrentes: la no aplicación en toda su extensión de la normativa contable; la falta de un inventario de bienes; y el no registro de las obligaciones generadas por el montepío de funcionarios.

Respecto a los datos de 2016, los gastos se han mantenido prácticamente igual, mientras que los ingresos han aumentado un 12 por ciento.

El informe subraya que la situación financiera de la Administración Foral presenta "una clara mejoría" en los indicadores económicos-financieros respecto a anteriores ejercicios, a la que han contribuido dos cuestiones: la actualización de la aportación del Convenio Económico con el Estado y la reforma fiscal de 2016.

Esta evolución positiva se plasma en que los ingresos corrientes superan en 272 millones los gastos corrientes, incluida la carga financiera. Por primera vez en los últimos años, el remanente de tesorería presenta un valor positivo en 360 millones, lo que refleja capacidad para amortizar deuda o acometer inversiones.

A 31 de diciembre de 2017, la deuda de la Comunidad Foral ascendía a 3.258 millones, lo que supone un incremento de 200 millones respecto al ejercicio anterior. Ese aumento se explica por la necesidad de financiación externa para hacer frente a vencimientos de deuda. El informe apunta, en este sentido, la dependencia de la Hacienda Foral del calendario de amortización de deuda y de la evolución de los tipos de interés de la misma.

En relación a la deuda, la Cámara de Comptos recuerda también que el pasado mes de marzo la agencia Standard&Poor´s otorgó a Navarra la máxima calificación: "A con perspectiva positiva", lo que refleja la confianza en la solvencia de nuestra comunidad.

El informe señala que en 2017 la Administración Foral cumplió con el objetivo relacionado con el volumen de necesidades de financiación y con el sostenibilidad financiera, incumpliendo el relativo a la regla de gasto.

En cuanto al análisis de legalidad, la Cámara de Comptos señala que la actividad económico-financiera de la Administración Foral se realiza de acuerdo a la normativa vigente. Se apunta como excepción el gasto abonado por prestaciones con contratos cuya vigencia ha finalizado o sin soporte contractual.

Análisis sobre el personal de la Administración Foral

El informe de la Cámara de Comptos incluye un análisis sobre la plantilla orgánica de la Administración Foral y la evolución en el personal fijo durante los últimos años.

Entre 2013 y 2017 ha habido 3.523 bajas de funcionarios, la mayoría por haber accedido a la jubilación. En una época en la que el Estado ha limitado la oferta de empleo público fijo, solo 601 funcionarios han ingresado en la Administración Foral. Esto supone una variación negativa de 2.922 funcionarios en los últimos cinco años.

El desfase se ha compensado a través de la contratación temporal, que ha aumentado notablemente. De hecho, a finales de 2017 el 45 por ciento de la plantilla de la Administración Foral era personal temporal. La Cámara de Comptos considera ese índice "excesivo y preocupante" y alerta de la descapitalización del personal y del envejecimiento de la plantilla, cuyas consecuencias considera negativas. En este sentido, el informe señala que más de la mitad de la plantilla de funcionarios superan los 50 años.

Por todo ello, el informe urge al Gobierno de Navarra a que reduzca la temporalidad de su plantilla a través de ofertas públicas de empleo.

Empresas y fundaciones públicas

Finalmente el informe se refiere a las empresas y fundaciones públicas. En la actualidad existen 17 empresas con 1.100 empleados. El resultado global del ejercicio fue negativo en 369.000 euros. La deuda a largo plazo de las sociedades públicas suma 120 millones.

Respecto a las cinco fundaciones públicas, tiene un patrimonio neto de 1,8 millones y una deuda a largo plazo de 5,4 millones. Emplean actualmente a 154 personas.

La Cámara de Comptos ha realizado también un seguimiento de las recomendaciones de anteriores informes. Entre las que quedan pendientes cita la necesidad de aprobar el Plan General de Contabilidad Pública de Navarra o, en su defecto, aplicar en toda su extensión el Plan General de Contabilidad Pública; también recomienda que se reflejen en el balance las obligaciones del montepío de funcionarios, que se elabore un inventario de todos los bienes de la Administración Foral y que el sistema contable ofrezca información sobre el coste de los servicios públicos.

Descargar informe completo en archivo PDF

Los documentos ofrecidos en esta página tienen carácter informativo y, en caso de discrepancia, la versión oficial es la de los informes remitidos al Parlamento de Navarra y a las instituciones fiscalizadas.

La Cámara de Comptos autoriza la reproducción de los datos ofrecidos en esta página siempre que se cite la fuente.