Informes fiscalización y asesoramiento

Busqueda avanzada

Volver a las últimas novedades
Buscar el texto 

  

2019/02 Evaluación de los compromisos y riesgos de la operación Salesianos  25/01/2019

Resumen del informe
Euskera ]       Imprimir       Informe completo PDF

Evaluación de los compromisos y riesgos de la operación Salesianos

La Cámara de Comptos de Navarra ha remitido al Parlamento un informe sobre la operación urbanística de Salesianos, solicitado por el propio legislativo a instancias del grupo Izquierda-Ezkerra.

Dicha operación tuvo su origen en el interés de la Congregación Salesiana San Juan Bosco para trasladar su centro de Formación Profesional de Pamplona a un emplazamiento más adecuado para adaptar sus instalaciones a las necesidades actuales. La ubicación elegida fue una parcela del concejo de Olaz (Valle de Egüés).

El Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y el Ayuntamiento del Valle de Egüés consideraron que existía un interés general que motivaba su intervención.

La operación urbanística se basó en convertir el suelo de uso dotacional en residencial, promoviendo la construcción de viviendas con cuyo importe poder financiar el nuevo centro.

La primera medida legal data de 2009. En los Presupuestos Generales de Navarra para 2010 se modificó el artículo 52 de la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo. Ese cambio permitía no cumplir en esta actuación con los mínimos exigidos en cuanto a la reserva de vivienda protegida aplicable a las dotaciones de uso residencial.

En enero de 2011, el Gobierno de Navarra, los Ayuntamientos de Pamplona y Egüés y la congregación salesiana firman un protocolo de colaboración para el traslado del centro. A través del acuerdo la sociedad pública Vinsa (actualmente Nasuvinsa) se comprometió a comprar el solar de Salesianos y vender posteriormente las parcelas en subasta pública para financiar la operación.

La congregación, por su parte, se comprometió a comprar al Gobierno de Navarra una parcela situada en el Concejo de Olaz para construir el centro y mantener la actividad docente al menos durante 50 años.

En mayo de 2015, la sociedad pública Vinsa y la congregación firmaron el contrato promesa de compraventa. El 18 de junio de 2015, el Gobierno de Navarra aprobó el Plan Especial Salesianos. Dos años después, el Ayuntamiento de Pamplona dio luz verde al Proyecto de Parcelación y concedió la correspondiente licencia.

En julio de 2017 se firmó el contrato de compraventa entre la congregación y la sociedad pública de Nasuvinsa. En dicho contrato, la congregación se aseguró un mínimo de 26,4 millones, fijándose el importe máximo en 37,2 millones y dejando la cifra definitiva en función del resultado de la venta de las parcelas.

En septiembre de ese año se resuelve la subasta de parcelas, dividiéndolas en siete lotes de los que tres quedan desiertos. A través de la venta de dichas parcelas se obtuvieron 25,5 millones.

En julio de 2018, el Gobierno de Navarra aprobó el Estudio de Detalle del Plan Especial Salesianos que reduce las alturas de los edificios previstos. Finalmente, en septiembre de 2018 se convocó otra subasta en la que se adjudicaron dos de las cuatro parcelas desiertas por 17 millones. Las otras dos volvieron a quedar desiertas.

Conclusiones

En las conclusiones del informe, la Cámara de Comptos considera que el apoyo a los centros educativos concertados es, en principio, una cuestión de interés general. No obstante, para ello debe garantizarse la igualdad de oportunidades y dicho apoyo no debe condicionar otras actuaciones de interés general, como es la reserva de vivienda protegida en las actuaciones urbanísticas.

El informe hace alusión, en este sentido, al citado cambio de la Ley Foral de Ordenación del Territorio y Urbanismo que permitió eliminar la reserva de vivienda protegida en el desarrollo urbanístico previsto. La Cámara de Comptos entiende que no es adecuado tramitar una modificación legal de este tipo para hacer posible una operación concreta, ni tampoco hacerlo en el contexto de la aprobación de la Ley Foral de Presupuestos.

Sobre los acuerdos entre las administraciones y la congregación, el informe señala que es la sociedad pública Vinsa la que asumió el riesgo de la operación, puesto que se comprometió a pagar a la congregación un importe por el solar sin saber el resultado de la futura venta de las parcelas.

En cuanto al resultado económico provisional de la operación, garantiza el precio mínimo a la congregación (26,4 millones), que dispone de una nueva ubicación y financiación para la construcción del centro, ya comenzada.

Nasuvinsa ha obtenido unas plusvalías provisionales de 4,2 millones que deben revertir en política pública de vivienda.

El Ayuntamiento de Pamplona, por su parte, ha obtenido cesiones legales de suelo y tres millones para la construcción de una dotación pública.

El informe concluye afirmando que "se ha financiado el traslado y construcción de un centro educativo mediante una operación urbanística diseñada expresamente para obtener financiación, exceptuando la reserva de vivienda protegida previa habilitación legal y asumiendo la administración un elevado riesgo".

A la vista de la operación, la Cámara de Comptos recomienda que el urbanismo se utilice para sus fines de ordenación territorial y que las administraciones no asuman riesgos económicos en este tipo de actuaciones. También pide evitar tramitar modificaciones legales de materia ajena a la presupuestaria en el contexto de la aprobación de la Ley Foral de Presupuestos.

Descargar informe completo en archivo PDF

Los documentos ofrecidos en esta página tienen carácter informativo y, en caso de discrepancia, la versión oficial es la de los informes remitidos al Parlamento de Navarra y a las instituciones fiscalizadas.

La Cámara de Comptos autoriza la reproducción de los datos ofrecidos en esta página siempre que se cite la fuente.