Pasar al contenido principal

Ignacio Cabeza: "La transparencia es el mejor antídoto frente a la corrupción y el despilfarro"

Fecha publicación

Ignacio Cabeza del Salvador, durante tres décadas auditor de la Cámara de Comptos hasta su jubilación en 2018, recibió ayer en el Aula Magna del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza el Premio Transparencia 2019 que conceden el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, la Cámara de Cuentas de Aragón, el Consejo Económico y Social de Aragón y la Cátedra de Auditoría de la Universidad de Zaragoza. En el acto participaron representantes de las entidades citadas además de otras autoridades aragonesas. También estuvo presente la presidenta de la Cámara de Comptos Asun Olaechea.

El auditor galardonado subrayó en su discurso que la transparencia debe ser un elemento estratégico de las instituciones públicas, vinculado a la ética y a la gobernanza de la gestión pública. “La transparencia pública –señaló Cabeza del Salvador- no debe limitarse a publicar cada cuatro años los bienes propiedad de nuestros representantes políticos: tampoco consiste en inundar las redes sociales de información inconexa e incoherente para ahogar al potencial lector con muchos datos y gráficos”. En su opinión, “transparencia es explicar con claridad a la ciudadanía qué se ha hecho y qué se va a hacer con los recursos que aporta mediante el pago de impuestos; y también es informar del proceso de toma de decisiones más relevantes, favoreciendo su participación en los asuntos públicos”.

Cabeza del Salvador subrayó la importancia de la rendición de cuentas, siempre teniendo en cuenta que ese proceso debe estar basado en los principios de legalidad, transparencia, integridad y honestidad”.

Por último, destacó que la transparencia es uno de los valores éticos clave de todo servidor público que debe permitir mantener la relación de confianza entre la ciudadanía y los poderes públicos, facilitar el control y ser “el mejor antídoto frente a la corrupción y el despilfarro, garantizar el funcionamiento adecuado de la economía y, en definitiva, fortalecer el sistema democrático”.

Cabeza del Salvador (Zaragoza, 1957), licenciado en Economía por la Universidad de Zaragoza, fue profesor de Contabilidad en dicho centro. Posteriormente trabajó como auditor del Tribunal de Cuentas, fue auditor interno en el Ayuntamiento de Zaragoza y en 1987 ganó la plaza de auditor de la Cámara de Comptos. Durante tres décadas ha compatibilizado su labor como auditor en la institución navarra con la docencia en el ámbito universitario, en las acciones formativas de las instituciones de control y en la fundación FIASEP de cuyo patronato es secretario. También ha publicado muchos trabajos técnicos en publicaciones especializadas, sobre todo en Auditoría Pública, órgano de expresión de las instituciones autonómicas de control.

En la imagen, Ignacio Cabeza tras recibir el galardón de manos de Lidia Sierra, presidenta del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de Aragón.